Blogia
Dos Cervecicas

La crueldad de los casting

Alguna vez he hablado de mi amiga Susana, una actriz con proyección.

El otro día se presentó a un casting y, como yo estoy un poco vago estos días, he preferido que ella tome la palabra para contarlo.

Además de haberme hecho reír un rato en un mal día de viento.

Así que, ahí va, sin correcciones.


"Si queridos amig@s todos.

Cruel, creo que es la palabra. Que duro es poco. Y pa todo hay que valer, o al menos tener experiencia. Mi primer casting y pal circo del sol. Ahí es nada. Y por mucho que sea para una cabalgata es mucho circo del sol. Me di cuenta en el minuto uno del casting.

Advierto de antemano que este pinta ser un mail-chapa de esos míos. Por si quereís dejar de leer (yo os voy a querer lo mismo). Podeís ir a la última linea del mail, justo antes de los besos, y os enteraís del final.

Una llega ahí nerviosa y sin tener ni idea de que va el rollo. Te zampan un número pa que te lo pegues donde te plazca. Y te dicen que te pongas a calentar. Y una calienta, y saluda a los colegas y se da cuenta que se ha dejado el dichoso número en el vestuario y se va a por él y no lo encuentra entre tanta ropa y cuando entra de nuevo ya empieza la cosa y resulta que ni has calentado ni te ha dado tiempo a concentrarte (primera cagada, lo de no concentrarse).

Presentaciones. Unos tipos muy serios y muy guiris que ya te advierten de lo crueles que son loscasting. Y utilizan esa palabra. Se agradece la sinceridad.

Entonces llega un negro tremendo al más puro estilo Leroy, el de fama, si lo recordaís. Y la primerra prueba es de danza. Tu eres actriz, pero ahí a bailar como todo dios, como todos esos bailarines que bailan como los ángeles. Una en la escuela lleva sobresaliente en danza, pero claro, esto no es la escuela.

Y comienza con los primeros pasos. Complicados de cagarte. Los explica, los hacemos. O lo intentamos. Y cuando todavía te estás quedando con los cuatro primeros pasos mete ocho pasos más. Y cuando tu no sabes que coño iba detrás de la pirueta esa salvaje con la pierna parriba, mete ocho pasos más. Y una empieza preguntarse que demonios está haciendo allí a parte del ridículo. Y la concentración, que ya era cero, empieza a ser de menos uno. Y venga pasos la ostia de complicados. Y le casco un patadón no se muy bien donde a un compañero. Y ahora con música. Y ahora sin el Leroy. Entonces nos separan: actores por un lado y bailarines por otro. Debe ser para desesperarse sólo una vez (viendo a los actores). Y luego de tres en tres. Pa que se te vea mejor hacer el imbécil. Vaya, yo con una nariz de clown lo hubiera bordao. Divertidísimo.

Luego ya, deseperaos del todo, nos dicen a los actores que nos olvidemos de la coreografía, que bailemos a nuestro pedo. A mi aquello me hizo mucha gracia. Y una que ya tiene la dignidad por el subsuelo (esto de la dignidad y el orgullo es muy de cada uno), ya ni baila ni ná, vamos que yo no sabía ni lo que estaba haciendo: creo que me tiré mucho por el suelo y sé que estaba más tensa que Rajoy en un bar borroka. Entre otras cosas porque más descondentrada no podía estar. En fin. Que en esta primera prueba, queridos míos, me cubrí de gloria.

Descanso de diez minutos. Siguiente cagada. Que si me lío hablando, que si salgo a fumar, que si me lío el cigarro, la cuestión es liarse pa no variar, y la cuestión es que entro la última (junto a Alfredo, otro empanao), cuando tol mundo está dentro. Mal. Muy mal. No se puede ser una anarquista libertaria en estas ocasiones.

Y ya llegan las pruebas de interpretación. Un grupo hace una prueba individual. Te cascan una música que de música tiene lo que yo de monje cisterciense (rara de cojones) y te dicen palabras para que tu expreses con tu cuerpo. Y lo flipas con las palabritas, con un acento que te las dicen que no entiendes ni ostias, y cuando crees que lo entiendes piensas: "no he debido de entenderlo bien al gabacho este". Ahí va algún botón de muestra de las palabritas de marras: "Cazador de sueños", bueno, vale. "Serpiente", venga pues. "Ardilla fría". ?Ein?. Ardilla fría. Pero que coño dices tío. Te has tripao por la mañana o que. Vete a cagar hombre. Ardilla fría. No me jodas.

Luego los bancos de peces. Bien. Luego las peleas a cámara lenta. Muy bien. Yo tan contenta que me quedé, porque esto de las peleas lo hicimos rebien el Alfredo y yo. Que a tol mundo le encantó. A tol mundo menos al Julián (asín se llamaba el gabacho este del director artístico. Tan divino el hombre pa llamarse Julián).

Y entonces, nombran a unas gentes. Y una que es lo que es, no termina de enterarse muy bien que pasa con esas gentes que nombran. Y te nombran a ti. Y ese estado de confusión en el que vive una permanentemente, raya lo agobiante. Y entonces te enteras de que esas gentes, y una, se van ya.

A la mierda. Gracias por participar y blabla.

Corta el rollo, que mapetece tomarme una birra y salir de aquí. Y en el vestuario todas te dicen que jopetas, que que pena que te vayas. Que con lo bien que has estado en la pelea. Y tu lo agradeces sinceramente y sinceramente deseas suerte a tus compañeras de tormento. Pero lo único que quieres ya es desaparecer de ahí. Y tomarte la birra de una puta vez ya con el grupo de los fracasados.

Y en fin. A asumir el fracaso. Así tan pronto, tan a la primera de cambio (dos horas llevabamos). Pero si no ma dao tiempo de demostrar nada ( a parte de la cagada del bailecito de los cojones). Y con estas te vas. Con estas y con el puto numérito que se ha empeñado en estar despegándose de tu camiseta las dos horas (que me lo tendría que haber puesto en la frente). Y con la sensación de que no te has concentrado, que no has tenido una buena actitud, que podrías haberlo hecho mucho mejor, incluso bien si me lo permitís. Pero no hay segunda oprtunidad. Ni peros que valgan. Te vas con el regusto amargo del fracaso en la boca. Y reflexionas y aprendes un poquito. Eso siempre."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

laMima -

Lo siento por tu amiga, de veras, pero me he reido un buen rato.
Eso sí, yo le pediría que se informase de como perolos se hace la ardilla fría esa..por saber, vamos.
Anímala tú que puedes.
Kis

Isabel -

Muy buena crónica, Susana.

Lo mejor la ardilla fría y "el Julián".

Ánimo, la próxima será mejro, seguro.

Chorche -

Otra vez será, Susana...eso sí, nos has hecho reír ccon tu historia del casting.
Por cierto, que es genial lo del Circo del Sol en la Expo. Cobran una pasta, montan el show y contratan a todo gente de aquí que no son del CIrco del Sol. Osea, como que vale...
ps. COn lo cual lo que quiero decir es que a esa gente de aquí la podían haber contratado de primeras, ahorrando el intermediario, y, desde luego, fomentando el sector escénico en Aragón. (Vamos, todo lo contrario de lo que está haciendo la EXpo en todos los campos, genial)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres