Blogia
Dos Cervecicas

Grande y pequeño.

Mi amiga Susana, actriz con proyección, termina este año sus estudios en la escuela municipal de Arte dramático.

Y lo celebran con un montaje en el teatro Principal, con lo que acojona eso, con sus palcos y sus plateas y esas cosas.

Y, además el montaje es complicado, pero, mejor que sean ella quien tome la palabra:

"El viernes muchos de vosotros me preguntastéis de que iba la obra del principal. Aquí va una bonita chapa (podeís dejar de leer desde ya), pero que puede ser interesante a mi entender para que tengaís alguna clave del texto y porque, luego queda muy bien decir "si, bueno, pues el tema principal es la incomunicación y la soledad...". Bueno y basicamente porque mapetece, porque me gusta compartir esto con vosotros.

 
Grande y pequeño es la historia de un viaje, el de Lotte, desde Marrakesh hasta la Alemania del Este. Se podría incluso comparar a la Odisea, sólo que a Lotte no le espera nadie tejiendo y destejiendo. El viaje como símbolo de la vida. Toda la obra está cuajada de símbolos.
 
El viaje de Lotte,a mi juicio, es un viaje que se produce en el imaginario de la mujer, por ello todo lo que nos llega son recuerdos, ensoñaciones, fantasías, esperanzas, miedos, etc. de la protagonista. Todo esto le da a la obra un aire de surrealismo, un claro envoltorio onírico, donde el espacio, el tiempo, los personajes están desdibujados. Botho Strauss juega de forma magistral con esos elementos, produciéndose constantemente saltos en el espacio y en el tiempo, entre escenas podrían pasar perfectamente años. O no. Es genial para mi gusto, un texto sorprendente en el que Strauss rompe totalmente las reglas aristotélicas de la dramaturgia (unidad de acción-espacio-tiempo y presentación-nudo-desenlace), donde Strauss hace algo completamente diferente cunado en Alemania pensaban que Beckett o Müller ya habían hecho todo lo diferente que se podía hacer. Un texto que desconcierta tal vez pero que ante todo provoca. Y eso pretendemos nosotros como actores o aprendices de ello, transmitiros todas las emociones que Botho Strauss provoca en nosotros. Es maravilloso porque el autor no cierra nada y eso da una gran margen al actor y a director. Nunca había trabajado así y estoy encantada.
 
Yo estoy feliz. Es un personaje precioso. Lotte es una mujer sensible, perceptiva, una buena persona, incluso un alma pura diría yo, sin contaminar por este duro mundo en que vivimos todos, ingenua pero en absoluto tonta. Y como no puede ser de otra forma, Lotte interioriza y sufre. El objetivo principal de Lotte es COMUNICARSE, CONOCER a las personas. Lotte trata de abrir puertas y ventanas (otro símbolo constante en el texto) que se le cierran. Es una persona qe se da a los demás, que se entrega, completamente transparente, sin paño ni revés. Sin embrago en ese trueque que son las relaciones humanas Lotte sólo recibe incomprensión, incomunicación y soledad, tema principal del argumento de la obra. Y todo ello acabará llevándola a la desintegración como ser humano. Sin embargo, lo que a mi más me conmueve, lo que me emociona en lo más profundo, es que Lotte no desfallece, se esfuerza por estar bien, por superar todo aquello que le duele. Con una fortaleza estremecedora, lucha con toda su energía por sobreponerse, por ser feliz y seguir entregándose a los demás, por ayudar y por "hacer camino".
 
En fin, que no quiero cansaros más (para los que hayáis tenido la santa paciencia de leer hasta aquí). Yo lo estoy disfrutando, me emociono mucho desde el personaje.
 
Mucho.
 
Sólo espero ser capaz de que algo de todo eso os toque a vosotros como me toca a mi y que podaís disfrutarlo como yo lo estoy haciendo. Siempre quedará algo de Lotte en mi, no sabeís lo que enseñan los personajes."
 
Los próximos 6 y 7 de febrero en el Principal.
 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Okok -

Suena fantástico, lástima que me pille lejos. Me quedo con las ganas :-/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres