Blogia
Dos Cervecicas

Tiendo la ropita, lalalalarita.

La gente piensa que tender es fácil.

Eso es porque lo hacen de cualquier manera.

Está demostrado que si tiendes bien es más fácil recoger.

Eso de; prenda, pinza, prenda, pinza,... lo hace cualquiera.

Yo, que todo lo hago con lógica, he desarrollado el sistema perfecto para tender.

Se selecciona la ropa y se comienza con la prenda más grande en la parte izquierda de la cuerda más lejana. Se termina con la prenda más pequeña a la derecha de la cuerda más cercana. Por tanto, las cuerdas se rellenan, de izquierda a derecha y de mayor a menor. Los conjuntos de pantalón y chaqueta se cuelgan simultáneos y los calcetines por parejas.

Es un sistema sencillo. Que entre la ropa que queda en el cesto aparece una camiseta que, por tamaño, deberíamos haber colgado ya, pero no habíamos visto, no pasa nada. Se reestructura el tendedero y ya está.

De esta sencilla manera tendremos un tendedero visualmente limpio. Con sus márgenes justificados y ordenado descendentemente, impecable.

Pero, ¿qué pasa con las pinzas de colores? No podemos dejar que nuestra colada, perfectamente alineada, quede deslucida por una abigarrada mezcla de colores.

Lógicamente, si ordenamos la ropa por tamaño, las pinzas deberán ir ordenadas por colores. Y el orden correcto para los colores es el de las cajas de Alpino; blanco, amarillo, naranja, rosa, rojo, azul, verde, marrón y negro. 

Con lo cual tender es fácil; la prenda más grande se prende con pinzas de color blanco, si no las hay amarillo. Y se sigue tendiendo con las pinzas de color amarillo hasta que estas se acaban. Porque no puedes comenzar otro color mientras queden del anterior.

Y, ¿qué pasa con la camiseta de antes? Nada, se reestructura el tendedero y, si es necesario, las pinzas.

¿Acaso no merece la pena perder un par de horas tendiendo para tener la satisfacción del trabajo bien hecho? 

Anda, Antonio, ponme un par de cervecicas,  que estoy deprimido, que me han llamado "maniático".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

8 comentarios

URRIELLA -

¿Nunca se te han caido las pinzas al patio de luces o sobre el alfeizar de las vecinas?
Una woldam por favor!!!

lukre -

ese es mi chico.. siempre tan colaborador en casa...
cuando termines ya sabes, tambien hya que hacer algun arreglito ein.. :P

Polly Hybrid -

Holaaaa!!!!

De maniático, nada. Lo que pasa es que lo demás son unos DEJADOS. Cuando quieras tomamos esas dos cervecicas, aunque no tengo ni idea de dónde vives. Un post para mí, para ti, y para otros iluminados: http://pollyhybrid.blogspot.com/2007/12/coladas.html. Un saludo!

Isabel -

Quizá tu tiempo te lo agradece con ... ¿una secadora???
Aunque después de leer esto, seguro que tienes los electrodomésticos en la cocina por tamaño, y claro reestructurar la cocina... no sé, no sé... ;-)

Okok -

Me has recordado una amiga qe tiene un sistema distinto, pero muy parecido.

Yo me entiendo.

No sé si enviarle el enlace, pues me has recordado sus sistemas, o no, pues dirá que la forma correcta es la suya.

Yo intento alternar tamaños en las cuerdas: una cuerda de prendas largas, una de cortas, una de largas... y procurando hacer motivos con los colores de las pinzas. Pero sólo por placer. NO es productivo.

aguardentero -

para los incrédulos: página 564,

salud,

aguardentero -

lo mismo, lo mismo, lo dice bien clarico en el "manual del ingeniero de taller" de hütte, editorial gustavo gili, en su tomo II, capítulo 12: organización industrial, apartado I: fundamentos de la organización industrial, punto 1: distribución, direccion y concatenación del trabajo,

nada como estar bien documentado para labrarse un porvenir en el fascinante mundo de los tendederos,

salud,

pd: pshh, por cierto ¿ya has conseguido pegar la hebra con la maciza de enfrente? suerte,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres