Blogia
Dos Cervecicas

No lo veo muy claro.

Por supuesto, mi bagaje cultural es limitado. No estoy capacitado para pergeñar largos ensayos, llenos de retórica y circunloquios, para eso ya están los consultores y Vázquez de Prada. Ni siquiera he conseguido terminar la colección completa de Mortadelo y Filemón. Pero me basta para saber que me gustan más las historietas de esta pareja que las de otra pareja de la misma época; Zipi y Zape.

Seguramente, si no hubiera tenido la oportunidad de leer ambos "tebeos", no hubiera podido discernir  cual era (en mi opinión que, por cierto, no es nada humilde) el mejor.

Por eso no termino de ver clara la campaña de Garrett y Brown.

Supongo que, a fuerza de escuchar, leer y expresarnos, aprendemos a diferenciar lo sutil de lo zafio, lo sublime de lo banal. Pero, eso es porque nos han dado la oportunidad de ver ambas versiones y nuestra madurez mental hace el resto.

Por eso no acabo de comprender que, pese a la pluralidad que decimos abanderar, seamos tan partidarios del pensamiento único.

"Como yo decido que haces chistes malos, acabo contigo."

Creo que no hace falta ser el primo científico que todos tenemos para darse cuenta de que eso no es sino un paso atrás en las libertades personales. Aunque parezca que se hace con humor.

No tengo muy claro que el humor se compenetre con acciones autoritarias. Y, además, que la violencia es mala.

Pero, todo se puede discutir con una cerveza en cada mano. Antonio, ¡dos cervecicas para mi!

 

Por cierto, Eugenio, como me vuelvas a enviar un PPs de florecillas con sentencias para la vida, te juro que te meto el monitor por el culo y no paro hasta que te salga el escritorio por la boca.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres