Blogia
Dos Cervecicas

Santi 1, Candan2.

Y, por fin, después de tres temporadas en dique seco (nunca mejor dicho), el último día del año me volví a calzar la tabla y a surcar el blanco manto níveo que el albo invierno nos regala para deleite... llevo tres redundancias seguidas, en cualquier momento me llamará Sebastián Álvaro para hacer guiones...

Decía que me puse la tabla de nuevo en los pies, acompañado de MadClimber, que es palillero pero de travesura, así que no cuenta como palillero. 

Aunque Candantwo (este es el chiste del título, para los que no hablan inglés) no presentaba condiciones excepcionales, me permití enlazar unos cuantos giros, incluso hacer alguna bajada completamente de pie.

Quedó claro que: esquiar es como ir en bicicleta, o estás en marcha o caes al suelo.

Que el hábito no hace al monje (ni al ermitaño), sólo la tabla del tipo que iba delante de mi valía más que todo mi equipo (chaqueta y pantalón incluidos) y se calzó un par de viajes en la pista de "ignorantes" que me hicieron daño hasta a mi.

Que lo mejor de esquiar es hacerlo con amigos, que comprenden tus limitaciones.

Que si ahora tuviera 37 años menos no pararía hasta conseguir que me enseñaran a esquiar. Que envidia dan los jodidos moñacos, con sus cascos y sus botas....

Que el hielo, donde mejor está es en los vasos, no deslizándose hacia arriba bajo los (inexistentes) cantos de la tabla.

Afortunadamente, también, la jornada y el año terminaron donde Jorge, como en casa pero sin "cuñaos".

Aún tengo agujetas, espero no tener que volver a esperar tres años para repetir. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

bercimuelles -

"llevo tres redundancias seguidas, en cualquier momento me llamará Sebastián Álvaro para hacer guiones..."

JAJAJAJAJAJAJA que *abrón! jajajaajajaj (pero cuanta razón)

Yo hace un par de fines de semana, y tras toda una vida gritando "nooooo, yo no me calzo unos esquis, que eso no me gustaaaaaaaaa" me desvirgué. Esquí de fondo, eso sí. Me descohoné lo mío mientras iba confirmando que aquello no estaba hecho para mí, y menos con 31 añacos.

Diego de Rivas -

Excelente manera de relatar tu primer día de esquí - ¿desde hace cuánto?. Jejeje

Y, además, encima de una tabla, amigo. ¡Qué envidia! si hasta pareces que te hacías con la ola.

Abrazos,

Okok -

Yo sólo sé tirarme en cuestas no MUY bestiales con un trineo. Soy inglesa, no tenemos mucha montaña y donde vivo en España no nieva.

Y mi familia no tiene tradición esquiadora. SOmos campechanos, pero no tanto.

Y el hielo, en un vaso algo ancho con whisky (y red bull) ;-)

Feliz 2008, que da pa' más con ese 29 de febrero!

laMima -

Joé, envidia si.
Yo me he limitado a recoger del suelo a mis retoños cuando bajaban con el trineo.
Creo que también me tendré que pensar lo del esquí de fondo porque a la churri mejor no la metemos en alpino ¿eh?...es que volver 42 años menos es más complicado. (Porque me molaría ir de hormiga atómica una barbaridad)
Entiéndelo.

primaverits -

Pero que jeta!!! y encima lo cuentas!!!! ya se hará mayor mi gajito y me podré ir, ya.

aguardentero -

joder yo estuve el 30, eso sí yo de miranda, de miranda de mis moñacos (algo crecidos) que se desquitasen al menos una vez en la temporada,

fíjate que a mi que la nieve me origina unos sarpullidos de la hostia y que siempre he renegado de las mariconadas estas del esquí, me han picao con lo de hacer fondo y te juro por las ruedas de mi fragoneta que pienso probarlo,

salud paisano,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres